BREVE HISTORIA


El Colegio Intercultural Trememn es una obra que responde al sueño de sus fundadores, Orlando Córdova Muñoz y Guido González Moreno, cuyo proyecto educacional buscaba: “acoger en un centro educacional a niños y jóvenes de origen socioeconómico medio, con deseos de integrarse a un colegio que les brindará una educación intercultural para vivir en un mundo globalizado, es decir, una sociedad donde cada uno de sus miembros dependa del otro. Superando la lógica del deseo de beneficiarse a cuentas de otros por la búsqueda de beneficiarnos junto con quienes nos rodean y así dejar de lado un enfoque competitivo por uno colaborativo. Entender y practicar la educación desde un “nosotros” por sobre un “yo” es el paso necesario para descubrir que el éxito no se puede buscar, alcanzar y disfrutar si no es con la contribución de cada uno de los integrantes de una comunidad, cada uno aportando desde sus virtudes, cualidades y perspectivas personales”. Esta idea debe ser el resultado de un proyecto educativo intercultural.

Con el proyecto ya trazado, se comienza a dar forma al espacio físico donde estas aspiraciones puedan tomar forma. Es así como durante el año 2003, se adquieren los terrenos en los cuales se levanta el edificio y, el 14 de abril del año 2004, el Colegio Intercultural Trememn es inaugurado por las más altas autoridades del país, después del Presidente de la República, el Presidente del Senado, don Andrés Zaldívar Larraín, y el Presidente de la Cámara de Diputados, don Luis Pareto González, junto a otras distinguidas autoridades y personalidades. Todo esto ante la presencia de un primer grupo de 330 estudiantes -distribuidos desde 1° de educación básica a 1° de enseñanza media- junto a sus Padres, Madres y Apoderados.


Fueron trescientos treinta estudiantes los que comenzaron el Año Escolar 2004, para quienes, dada la diversidad académica, se debió estructurar una jornada de 50 horas de clase a la semana, con el propósito de restituir los saberes deficientes. De esta manera se ejecutaron Ayudantías y Programas de Reforzamiento. Adicionalmente, se incorporó el procedimiento de Programación Anual y Planificación clase a clase; se elaboró y puso en práctica el Manual de Convivencia y el Reglamento de Evaluación. También en este año se destaca la formación del Centro de Padres junto a quienes se realizó la Primera Fonda Trememn, actividad que prontamente se institucionalizó y se transformó en una de nuestras tradiciones.


El año 2005, fueron 15 cursos los que dieron el inicio al año escolar con un total 583 estudiantes y 25 docentes. Durante este año se afianzaron los procedimientos técnico-pedagógicos; se continuaron los Programas de Apoyo; se realizó la primera Vivencia Intercultural en Puerto Saavedra con Segundo Medio; los estudiantes de Cuarto Básico se enfrentaron a su primer SIMCE; debutaron los exámenes orales en la Enseñanza Media. Pero no solo hubo innovaciones y nuevos desafíos desde el punto de vista académico, sino que también nuestros estudiantes comenzaron a dar pasos firmes hacia su autoorganización y nació el primer centro de estudiantes de nuestro establecimiento.


Ya en el año 2006 la matrícula aumenta a 714 estudiantes y 29 docentes integran la planta con que se atienden los 17 cursos que se conforman de Primero Básico a Tercero Medio. Dado el potenciamiento académico de los/las estudiantes se reduce la jornada de clases, pero, al mismo tiempo se afianzan las exigencias académicas incorporando los exámenes escritos en la Enseñanza Básica y se crea el curso de Metodología de la Investigación para terceros medio. Los alumnos de cuarto básico rinden su segundo SIMCE obteniendo excelentes resultados y los segundos medios continúan las Vivencias Interculturales en Chol-Chol e Imperial; a su vez, el tercero medio desarrolla su Vivencia Intercultural en la Ciudad de San Rafael, Provincia de Cuyo, República Argentina.


El año 2007, tiene como principal hito la apertura de los cursos de Prekínder y Kínder, de 25 niños y niñas, y, al mismo tiempo, se despide la primera generación de 34 alumnos y alumnas Licenciados de Enseñanza Media, quienes, para alcanzar esta condición, debieron exponer pública e individualmente sus trabajos de Tesinas ante una comisión de profesores que evaluó su presentación y defensa de un trabajo que tiene el sello de nuestra institución.


De esta manera cada año una nueva generación de estudiantes entraba a nuestras aulas y otra egresaba, se abrían nuevos espacios de interacción como la cúpula o la sala de teatro, se incorporaron nuevos métodos de evaluación, se perfeccionaron los ya existentes, nuestros estudiantes visitaron varias zonas del país y aprendieron de la experiencia de otros estudiantes que se integraron a nuestras aulas tanto de regiones como del extranjero. A lo largo de los años nuevas tradiciones, hitos y actividades se fueron instaurando y afianzando, como el carnaval cultural o las obras dramáticas de filosofía.


Muchas y muchos de nuestros egresados ya son profesionales o se encuentran insertos en el mundo laboral, otros tantos se preparan o se forman en diversas casas de estudio a lo largo del país, haciendo de esta manera real el proyecto y la idea en base a la cual comenzó esta historia que ya cumple quince años. A lo largo de todo este tiempo son innumerables las enseñanzas, las lecciones, los gratos momentos y las alegrías que nos han dado los cientos de estudiantes que han compartido una parte importante de su vida con nosotros.


Estos quince años de existencia nos dan una buena excusa para revisar y reflexionar lo que ha sido nuestra historia y al mismo tiempo reafirmar nuestro compromiso, renovar las energías y adaptarnos a los nuevos tiempos y prepararnos para los nuevos desafíos que día a día nuestros estudiantes y la sociedad nos formulan.